El teatro fue, desde su inicio en las celebraciones religiosas griegas, un reconocido arte de lo visual, una disciplina mediante la cual se creaba un vínculo especial entre actores y público a partir de las palabras que determinados genios ofrecían para el divertimento y la enseñanza de ciertos valores. No obstante, a lo largo de los siglos, el teatro ha sido el género literario que más ha caído en el olvido, pues los múltiples prejuicios acerca de los profesionales de la farándula y su “derrota” ante el gigante cinematográfico lo han sumido en un estado poco envidiable.

blog2
Teatro Arriaga (Bilbao).

En la actualidad, no son muchos quienes deciden dedicar un par de horas de su tiempo libre a visitar esos templos en los que se representan historias que constituyen un escaparate de la vida humana. Solamente, un privilegiado grupo de asiduos aficionados disfrutamos de la magia que se produce desde el momento en el que las cortinas de terciopelo se levantan hasta que vuelven a caer: el confort de las butacas, el placentero crujido de la madera a cada paso, la elegancia de los palcos que nos transportan directamente a mundos del pasado, la exquisita decoración de las bóvedas que protegen a esos locos y heroicos profesionales del arte dramático…

Del mismo modo, en la educación elemental no se hace mucho para que el teatro pueda resultar agradable. Centrados en la novela y si acaso en la poesía, los docentes solo recurren a obras teatrales poco agradables y pretenciosas para los niños; obras como “Fuenteovejuna” (por Lope de Vega) las cuales, pese a ser plenamente interesantes y necesarias en la educación literaria de los españoles, no resultan acertadas como primera toma de contacto con una disciplina divertida que tiene mucho más que ofrecer.

En esta entrada, hablaré de cinco obras teatrales cuyos mensajes son de plena actualidad y que demuestran que este arte que algunos ya se emplean en calificar como “obsoleto” puede resultar una interesante vía de reflexión acerca de los problemas económicos, sociales y culturales que afectan a nuestra vida diaria. Se trata de obras escritas en distintos países y épocas diversas pero que reivindican unas ideas aplicables a cualquier país de la cultura, piezas realmente esenciales para adquirir una educación en valores humanos.

  • La lucha por la liberación de la mujer. “Casa de muñecas” de Henrik Ibsen.

blog3Estrenada en 1879 y considerada por la crítica como la primera obra de teatro feminista de la historia, nos cuenta la historia de superación de Nora, una aparentemente pizpireta e ingenua mujer burguesa dedicada en cuerpo y alma a que la armonía y el bienestar del hogar no se vean afectados. La antigua enfermedad de su marido, Thorvald Helmer, la obligó a tomar las riendas de su vida y trabajar en secreto para poder sacar a todos adelante, falsificando la firma de Thorvald con el objetivo de conseguir un préstamo para su sanación.

Tras la sanación del señor Helmer, un hombre llamado Krogstad amenaza a Nora con contar la verdad a su marido, ya recuperado y realmente obsesionado con su hombría y el qué dirán. Cuando esto ocurre, el marido decide arrebatar a Nora la educación de sus tres hijos aunque sin divorciarse de ella (una hipócrita actitud que demuestra su empeño por mantener las apariencias). La protagonista, al darse cuenta de que desde siempre ha sido vista como una mera bella y agradable posesión (primero de su padre y después de su marido), decide dejar de ser esa muñeca que todos creen que es y lleva a cabo un plan para demostrar su valía.

blog4
Silvia Marsó como Nora.

El personaje de Nora Helmer es realmente complejo y elaborado y supone en opinión de muchos el personaje teatral más importante al que una actriz pueda enfrentarse (a día de hoy solo ha sido encarnado por las mejores actrices de cada país). Del mismo modo, el feminismo propuesto por Ibsen es realmente revolucionario para su época, y pese a ser rechazada y criticada en un principio, “Casa de muñecas” fue la primera chispa que encendió el necesario movimiento por la liberación de la mujer.

  • La desigualdad en las crisis económicas. “Aquí no paga nadie” de Darío Fo. 
blog5
Darío Fo.

El recientemente fallecido autor y Premio Nobel italiano escribió, en 1974, esta genialmente divertida comedia que habla acerca de los obreros, los mayores afectados por las dificultades del día a día a causa de las crisis económicas, personas que deben agudizar su ingenio para poder sobrevivir y llevar una vida digna.

Asqueadas por el injusto aumento de los precios en los alimentos, un grupo de amas de casa lideradas por la incorregible Antonia y su pasiva amiga Margherita, deciden rebelarse ante las autoridades y robar la mayor cantidad posible de comida del supermercado del barrio, escondiéndola en sus vestidos y tratando de parecer repentinamente embarazadas. Aquí comienza una comedia de enredo en la que ambas mujeres deberán lidiar con sus respectivos maridos, Giovanni (esposo de Antonia y obrero orgulloso de sus valores rectos y solidarios) y Luigi (el joven y crédulo compañero de Margherita, quien se emociona sobremanera al creer que se convertirá en padre).

blog-6
Versión española de la obra.

Se trata de una obra teatral de cierto humor negro, en la que se ridiculiza de una forma hilarante una cruda realidad presente en la mayoría de los países. Los debates acerca del límite entre la honradez y la permisividad ante las acciones del poder, la reivindicación de la lucha obrera y unos diálogos con los que es imposible no disfrutar, coronan “Aquí no paga nadie” como una de las mejores comedias que ha legado el “Payaso italiano” a la posteridad.

  • La ambición y la falta de escrúpulos en el entorno laboral. “El método Grönholm”, de Jordi Galcerán.

xxx

El dramaturgo catalán Jordi Galcerán i Ferrer publicó en 2003 una obra que no ha dejado indiferente a nadie y que ha sido denominada como “un acertado y agresivo reflejo sobre la crueldad y la falta de escrúpulos de muchos a la hora de adquirir un empleo”.

La prestigiosa empresa sueca Dekia necesita contratar a un nuevo dirigente para un puesto importante, y se cita a cuatro posibles y muy distintos candidatos en las oficinas de una de sus sedes. El misterio en torno a la entrevista pronto se ve disuelto cuando se les explique que deben pasar por una serie de pruebas establecidas por el reconocido método Grönholm (quien no las cumpla no podrá optar al puesto) y cuando se den cuenta de que se encuentran en una sala de la que no pueden salir. Estas pruebas, cada vez más duras y macabras, mostrarán el lado oscuro de cada uno de los candidatos, ambiciosos empresarios y empresarias que, en mayor o menor medida, desean acceder a ese puesto, por lo que recurrirán a la manipulación, al chantaje o al maltrato.

lalal.jpg

La obra de Galcerán muestra, quizá de una manera extrapolada, la excesiva competencia del mundo profesional, un mundo hostil en el que la ética se deja a un lado y en el que solo importa conseguir lo que uno se propone. La versión cinematográfica (2005) reunió a reconocidos actores como Eduardo Noriega, Najwa Nimri, Natalia Verbeke, Eduard Fernández o Ernesto Alterio y consiguió dos premios Goya: el de mejor actor de reparto para Carmelo Gómez y el de mejor guion adaptado. No obstante, la adaptación dista mucho de lo que la obra supone, y recibió críticas muy poco positivas de parte de su autor.

lbEn esta obra del francés Laurent Baffie se presta atención a los trastornos de personalidad, un problema cada vez más común en las sociedades más avanzadas y que no tiene una presencia tan notoria en las producciones artísticas contemporáneas. Se trata de una historia estrenada en 2005 que ya ha dado la vuelta al mundo en la que el autor defiende la capacidad que tienen los enfermos de TOC para hacer frente a su problema sin necesidad de manuales de autoayuda ni psicólogos, proponiendo la validez de una curiosa terapia de shock.

El Dr. Cooper, mundialmente afamado, cita a seis personas con distintos trastornos obsesivo-compulsivos (Coprolalia, Aritmomanía, Nosofobia, Verificación obsesiva, Palilalia y Ecolalia)en su consulta. Ante la tardanza del psicólogo y el paso de las horas, los pacientes deciden tomar la iniciativa y organizan una especie de terapia grupal, tratando de ayudarse entre ellos y dando pie a una divertida comedia en la que cada personaje conseguirá hacer frente a sus miedos y curarse (o no) de su trastorno obsesivo-compulsivo.

Múltiples especialistas de la psicología y la psiquiatría recomiendan esta obra que lleva ya ocho años llenando el Teatro Príncipe Gran Vía de Madrid. A su parecer, “Toc toc” no solo muestra esta realidad de una forma incisiva y precisa, sino que también parece decidida a echar por tierra los prejuicios y la incomprensión social a la que los pacientes deben enfrentarse en el transcurso de su rutina.

toctoc
Cartel de la obra, con Javivi, Daniel Muriel y Anna María Barbany.
nl
Neil LaBute, dramaturgo, guionista y director cinematográfico.

“Gorda” supone una interesante crítica sobre la excesiva importancia que se le da en la sociedad actual al aspecto físico de las personas y sobre el sufrimiento que provoca en algunas personas el salirse de la raya o el ser diferente. Mediante esta obra, el estadounidense Neil LaBute nos muestra un mensaje esperanzador: el amor propio y la alta autoestima son los elementos más importantes para poder llevar una vida plena y feliz, pues solamente nos aceptaremos cuando hagamos balanza de quiénes somos y dejemos a un lado las nocivas opiniones externas.

Tom es un empresario rico y soltero que conoce en un restaurante a Helen, una simpática, divertida y orgullosa bibliotecaria que padece obesidad. Pronto, Tom queda prendado de la originalidad de la joven, y comienzan una relación aparentemente feliz. Sin embargo, él está aterrado por la idea de presentar a su novia a sus amigos y compañeros, pues teme la reacción que pueda provocar en ellos esta noticia, (lo cual podría poner patas arriba su reputación de soltero de oro), excusa que se pone a sí mismo para no admitir que se avergüenza de Helen. La verdad no tarda en salir a la luz, y el protagonista deberá hacer frente a las constantes bromas de sus colegas y a la natural decepción de su novia, quien evidentemente le da un ultimátum. Ante la problemática situación en la que se encuentra, el joven deberá escoger entre la vida que siempre ha llevado, de éxito y perfección rodeada de gente hermosa y adinerada, o una vida incierta junto a la fantástica mujer a la que quiere.

gorda“Gorda” constituye una veraz crónica y un afilado reproche a la sociedad de la imagen, a la enfermiza veneración al cuerpo perfecto y al generalizado repudio a quienes no forman (o no quieren formar) parte de ese selecto club; una sociedad que infunde una serie de prejuicios que, consciente o inconscientemente, casi todos tenemos. Este manifiesto a la aceptación de lo que cada uno es ha sido adaptado y traducido a múltiples lenguas de distintos países, y en España fue protagonizado por los televisivos actores Luis Merlo y Teté Delgado en los papeles de Toni y Elena.

Tras el análisis de estas obras en las que se habla de las inquietudes y problemas de los hombres y las mujeres de ahora, solamente me queda animar a todo el mundo a acudir al teatro. No existen excusas para no hacerlo, ya que en todas las ciudades existe una amplia oferta en este área, con precios muy diversos, y, evidentemente, porque no hay mejor forma de experimentar el mensaje de un texto que a viva voz, a escasos de metros de actores a quienes conocemos y admiramos y quienes, pese a las dificultades por las que está pasando el gremio, siguen, por suerte, pensando que “el show debe continuar”.

Mikel Ortiz de Zarate.

Anuncios