En los tiempos que corren es raro no encontrar un presentador de televisión que no haya escrito algún libro. Hace años, los escritores eran los que promocionaban sus libros en la gran pantalla, mientras que hoy son los rostros más conocidos del mundo mediático los que escriben novelas y se colocan en las estanterías más altas de las librerías. ¿Pero a qué se debe ese irrefrenable deseo por escribir? Y sobre todo, ¿A qué se debe su fama?

Se trata de libros que favorecen las ventas de las editoriales , razón por la que su éxito, en un principio, parece estar asegurado. Son figuras televisivas reconocidas que piensan que nada tienen que temer sobre la reacción del público ante su historia. De hecho, promocionan las creaciones en sus propios programas de informativos o de entretenimiento con la convicción de conseguir el apoyo de una gran parte de la audiencia.

El objetivo de cada uno de ellos es completamente distinto. No dudo del talento de muchos de ellos para la escritura, ya que su obra ha podido ser un sueño cumplido para ellos. Sin embargo, el éxito de otros muchos se ha basado simplemente en su popularidad como un rostro televisivo que ha aprovechado el tirón del momento. Ser alguien conocido refuerza y empuja las ventas, pero no es una premisa que siempre se cumpla. Muchos periodistas y, ahora, escritores, han asegurado el valor añadido de ser un personaje televisivo, pero la novela tiene que ser buena por sí sola para que triunfe. Al fin y al cabo se trata de pasión, algo que muchos han demostrado no tener.

167311-944-857Una de las periodistas que mejor se ha posicionado en el mundo de la escritura es Mónica Carrillo, quien ha escrito dos novelas en apenas 3 años. La primera de ellas, La Luz de Candela ya va por la novena edición este año. Se trata de un éxito arrollador que no ha dejado atrás a la segunda, Olvidé decirte quiero. La presentadora comenzó a mostrar su talento con los “microcuentos” que publicaba en su cuenta de Twitter. Causaron tal sensación que poco tardó en incluirlos en sus novelas. Tal y como afirma la presentadora, escribir le aporta una experiencia muy enriquecedora que le hace explorar nuevas formas de comunicación.

christian_galvez_512_645x485Christian Gálvez, presentador del famoso programa Pasalabra, ha sido otra de las jóvenes figuras televisivas que ha conseguido llegar al éxito. Después de cinco años de investigación, publicó en 2013 su primera novela histórica Matar a Leonardo da Vinci, en la que el presentador dio a conocer su gran destreza en la escritura y demostró su conocimiento sobre el Renacimiento. Incluso ha publicado relatos relacionados con el mismo tema pero dirigidos a niños.

También merece la pena echar la vista atrás para reconocer a muchos otros periodistas que mostraron su destreza sobre el papel. Nada que decir, por ejemplo, sobre Arturo Pérez- Reverte, quien ha llegado a lo más alto de la literatura después de haber sido reportero de guerra y haber ganado varios premios. De hecho, su próxima novela, Falcó, augura ser otro gran éxito del escritor.

almudenagrandes_pepavila-414Almudena Grandes es otra de las grandes columnistas que han destacado en el mundo de la novela. Se dio a conocer en el año 1989 con Las edades de Lulúhistoria que posteriormente se adaptó al cine. Entre sus más populares obras se encuentran Las tres bodas de Manolita o El corazón helado, aunque también ha escrito varios relatos y libros infantiles. Esta autora destaca por sus complejas historias, donde se presentan distintas situaciones en las que una persona puede verse durante su vida y el modo de sobrevivir a estas.

Como último ejemplo, puede mencionarse a Julia Navarro, quien después de escribir varios libros de actualidad política decidió comenzar a escribir novelas. Dime quién soy y Dispara, yo ya he muerto son las obras que más prestigio le han otorgado en el mundo literario. De hecho, su reconocimiento supera nuestras fronteras, gozando así de millones de lectores en todo el mundo.

El periodismo y la literatura están muy unidos. Un periodista debe leer hasta la saciedad, le mueve la curiosidad, quiere transmitir y no se cansa de buscar nuevas sensaciones y experiencias. En cierto sentido, el papel del escritor es muy similar al de un periodista, por no decir que este debe tener algo de escritor. El problema es cuando el comunicador desliga esas dos facetas por pura sed de fama. Grandes nombres del periodismo han dejado una enorme huella literaria. Gabriel García Marquez es uno de los iconos más importantes dentro de este campo. Supo converger el periodismo y la literatura de una manera ejemplar. El talento y la pasión saltan a la vista cuando se tienen, y es la prueba de fuego cuando se comienza a escribir sobre papel.

 

Aida Rey

Anuncios